28 DE ABRIL DIA INTERNACIONAL DE LA SALUD Y SEGURIDAD EN EL TRABAJO

“Tras la crisis económica asistimos a un panorama de recortes y pérdida de derechos que, unido a la alta precariedad, temporalidad y desigualdad en el empleo, se convierte en un riesgo para la protección de la salud y seguridad de todas las personas trabajadoras.
Desde la aprobación de la reforma laboral del PP, en 2012, se ha roto la tendencia en la reducción generalizada de la siniestralidad que se venía registrando desde el año 2000. Se han deteriorado las condiciones de trabajo y el sistema de protección social. Se ha debilitado la negociación colectiva. Ha aumentado la precariedad, y la alta rotación
de los contratos impide garantizar derechos de información y formación sobre los riesgos y medidas preventivas en las empresas.
La precariedad se ha convertido en la principal forma de inserción en el mercado de trabajo, y los colectivos que se han visto obligados a pasar por su filtro (mujeres, emigrantes, jóvenes y, en general, los colectivos más vulnerables) acumulan las mayores tasas de temporalidad y mayores índices de siniestralidad.
CCOO, en este 28 de abril, Día Internacional de la Salud y la Seguridad en el Trabajo, nos reafirmamos en la idea de que para mejorar la prevención y reducir la siniestralidad laboral es necesario acabar con las desigualdades, derogar las reformas laborales y cambiar la política económica y social de nuestro país”.
Leer más..